• Para que algo quede memorizado hay que comprenderlo y ser capaz de aplicarlo en contextos de la vida real.
  • La motivación y el interés son fundamentales en el proceso de memorización.
  • Con estos 10 consejos lograrás ejercitar y aumentar notablemente tu potencia de memorización.

La memoria a largo plazo es lo que te permite salvar un examen pero requiere un proceso que implica involucrarte completamente con el material. Solo recordarás aquello que te esforzaste por retener, especialmente si lo comprendés y sos capaz de aplicarlo en contextos de la vida real.

La motivación y el interés son fundamentales en este proceso, pero como ambos factores dependen de vos, nuestro grano de arena para ayudarte es brindar consejos para preparar el terreno antes de estudiar y a continuación, facilitarte técnicas para memorizar.

Consejos para preparar el terreno antes de estudiar

1. Prestá atención en clase

Codificar la nueva información de manera correcta te ayudará a decodificarla más tarde.

2. Fragmentá el material

Así podrás recordarlo, porque la memoria tiene límites en el corto plazo. Organizar bien tus notas con encabezamientos y subrayando palabras clave en el momento te facilitará el trabajo más tarde.

3. Hacé una lista de pendientes antes de empezar a estudiar

Esto evitará que tu mente se distraiga con actividades que planeaste para el fin de semana, el paseo que le debés a tu perro o la llamada que está esperando tu abuela. Una vez que termines la jornada de estudio, revisá la lista y resolvé tus pendientes para no acumularlos al día siguiente.

4. Releé tus notas después de clase

Para asegurarte de que comprendiste todos los conceptos y marcá lo que no entiendas para preguntarlo en la clase siguiente.

5. Eliminá las distracciones

Asegurate de tener todo lo necesario antes de empezar a estudiar (lápices, hojas en blanco para hacer esquemas, libros, resaltadores y otros materiales) y alejate de ruidos y estímulos visuales que puedan interrumpir tu trabajo, por ejemplo tu teléfono.

6. Creá señales para tu familia

Por ejemplo poniéndote un gorro para indicar que solo estás disponible si sucede algo urgente, porque estás estudiando un tema complejo que necesita absoluta concentración.

7. Repetí con tus palabras las ideas clave del texto

Hacelo cada vez que termines una página para asegurarte de que tu compresión será sostenida durante toda la jornada.

8. Utilizá todos tus sentidos para retener la misma información por todas las vías posibles

Cuanto más te impliques en la memorización, mayor será el resultado. Dibujá en una pizarra, grabate y escuchate, ensayá frente al espejo, contale a alguien lo que aprendiste, etcétera.

9. Armá una cartelera en tu habitación

En ella podrás colgar papeles con términos o conceptos que olvidás cada vez que respasás. Verlos todos los días hará que pronto los papeles se reemplacen con otros hasta que sea innecesario escribir recordatorios.

10. Empleá las técnicas para memorizar que te explicamos a continuación

Estás listo, ahora que ya preparaste el ambiente, organizaste la información e hiciste esquemas o resúmenes.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?