Me siento desmotivad@ en mis estudios ¿QUÉ HACER?

La motivación para el estudio es una tarea difícil cuando lo las temáticas son áridas y nos resultan un poco aburridas. Sin embargo tenemos que aprender a motivarnos en nuestra formación para alcanzar todos los objetivos que nos propongamos. Si te sientes desmotivado, aplica las técnicas que a continuación te describimos, busca opciones para conseguir un mayor rendimiento y no te rindas al estudio ya que una vez pasado y superado nos sentiremos muy satisfechos con nuestros trabajo realizado.

Beautiful Countryside

El camino está lleno de retos y con nuestro entusiasmo y motivación iremos vendiéndolos uno a uno. Es importante aprender a motivarse por varias razones:

1. Serás más constante en tu estudio

2. Te concentrarás de manera más fácil.

3. Evitarás algunas tentaciones de hacer otras cosas.

4. Insistirás y no te rendirás aunque hayas tenido un suspenso.

5. Te sentirás más satisfecho contigo mismo.

Las nuevas generaciones vienen pisando fuerte y no podemos olvidar nuestro lugar, aprendiendo a motivarnos seremos más competitivos en un mercado laboral que cada vez es más difícil. Daniel H. Pink en su libro La sorprendente verdad sobre lo que nos motiva, las personas se encuentran motivadas cuando tienen estos tres elementos:

1. Dominio. Para dominar una tarea o materia se necesita tiempo y esfuerzo. Las personas nacemos con aptitudes y cualidades pero para que nos sirvan debemos de aprender a dominarlas mediante el trabajo diario de todas ellas.

2. Autonomía. La libertad para elegir lo que queremos hacer con nuestras vidas es lo que nos motiva a ser quien estamos destinados a ser. No sólo basta con saber que podemos sino con querer hacerlo realidad.

3. Finalidad. Marcarnos un objetivo en nuestro estudio va a ser elemental para trazarnos el camino que nos llevará a ese objetivo. Si queremos ayudar a personas enfermas o con problemas de salud, sabemos que estudiar medicina, enfermería o algunos de los estudios de la rama sanitaria es nuestro objetivo.

Algunas técnicas para mejorar nuestra motivación pueden ser:

Escucha música. Algunas persona incluso se concentran más con la música en su estudio, si no es nuestro caso, podemos usar la música antes de comenzar el estudio y motivarnos a ello. Escuchar bandas sonoras suele ser efectivo cuando queremos sentirnos más seguros en nuestras tareas.

Haz primero lo más dificultoso. Si comenzamos con esa tarea con la que más energía vamos a gastar, será mucho más fácil seguir después con otras actividades. Esto se debe a que al empezar estamos más frescos y activos que en las últimas horas.

Ve marcando objetivos a largo plazo. Saber el por qué de nuestro estudio y fijarnos una razón para ello, nos ayudará a recordarla cuando nos vengamos abajo. ¿Por qué estoy con esta asignatura? ¿Por qué tengo que ponerme a estudiar ahora? La respuesta la sabes. Quieres ser el mejor o quizás quieras sacarte ese curso que te hace falta para trabajar en el área que tanto te apasiona. La razón de por qué estás formándote te va a dar el empuje en los momentos de bajón.

Toma descansos. Esta parte es fundamental para que seamos eficaces en nuestro estudio y logremos concentrarnos mejor en nuestras tareas. De nada nos sirve estudiar dos horas seguidas si no hemos rendido lo suficiente en ese tiempo. Tomarte un break hará que te sientas con más fuerzas para la siguiente sesión de estudio.

Recompensas. Esta táctica es genial. Marca unos objetivos diarios y si los cumples premiate con algo. ¿Por que no? Te estás esforzando duramente y nos podemos sentir satisfechos cuando nos esforzamos por algo. Cuando te sientas desmotivado, ponte un objetivo en el día, si lo cumples ve al cine o a tomar algo con tus amigos por ejemplo, usa algo que te encante para premiar tu esfuerzo.

Planifica tu estudio. En ocasiones la agenda nos va a venir genial para ésto. Apunta todo lo que quieres conseguir día a día y ve marcando las tareas que vas haciendo, incluso las pequeñas. Te sorprenderás de lo eficiente que resulta apuntar lo que tenemos que realizar en el día, al leerlo tu cerebro se motivará para hacerlo sin querer.

¿PREPARAD@?

Yo-puedo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *