¿ERES UN BUEN LÍDER? DESCÚBRELO

Tres-empleados-juntando-sus-manos

Ser un buen líder es sinónimo de múltiples características positivas, buenos hábitos, talentos y capacidades que distinguen a una persona de otra. El liderazgo es un rasgo de la personalidad que marca la diferencia con otras personas, por ello es una cualidad muy valorada para conseguir éxito profesional.

Si analizamos este concepto nos encontramos con una usual cuestión: ¿El líder nace o se hace? Desde luego hay que pensar en todas las formas en las que un líder se realiza desde adentro para proyectar su liderazgo hacia fuera.

Las decisiones de un buen líder le hacen ser quien es, sus acciones le definen y podemos afirmas que no sólo basta con nacer con ese talento sino que hay que trabajarlo a diario para que brille. Todos nacemos con cualidades innatas que nos hacen seres únicos y talentosos pero sólo unos pocos entrenan esos talentos y con esfuerzo consiguen todas sus metas.

La proyección de un líder hacia el exterior y su entorno se traduce como su determinación, sus actitudes y aptitudes frente a la vida y gracias a ello logran influir en los demás de una forma totalmente positiva. Generan seguridad en su entorno y eso le hace cada vez más grande a los ojos de los que le rodean.

¿Te identificas con el perfil de un líder? A continuación 5 características que todos los lideres tienen en común:

  1. Saben dónde van y toman decisiones

¿Cómo vas a llegar, si no sabes a dónde vas? Saber lo que quieres, cómo y cuándo lo quieres es lo esencial para poder alcanzar cualquier reto que te propongas. Nuestros sueños son un reflejo de nuestra ambición y un líder va a por ellos. La voluntad y la determinación te guiarán hasta ellos.

  1. El por qué los motiva

Hay personas que hacen cosas en su vida sin saber porque, se arrastran como zombies, van a sus trabajos sin ganas y no tienen motivaciones fuertes para luchar por lo que quieren. El porqué es el verdadero motor que impulsa al cómo y al qué. Un líder es consciente de sus “porqués” y trabaja en ellos constantemente.

  1. Siempre está dispuesta a aprender

Es una persona curiosa, incansable en buscar motivaciones, conocimientos y sabidurías. De todo aprende y sabe que es la manera más efectiva de entender la realidad. Los fracasos no son fracasos sino aprendizajes.

  1. Conoce y utiliza sus fuerzas y habilidades

Su tarea de autoconocimiento es constante. Conoce sus defectos y virtudes, enfoca sus energías en potenciar sus fuerzas y aquellos rasgos que le hacen diferente del resto. Sabe sacar lo positivo a sus capacidades y las utiliza para crear y hacer el bien.

  1. No teme a los errores

Equivocarse es parte de la vida. Es una manera de aprender y de seguir creciendo como persona. Cuando cometemos errores y es algo positivo. El secreto está en aprender de éstos y convertirlos en conocimiento que nos ayude a ser mejores.

¿TE CONSIDERAS UN BUEN LÍDER?

liderazgo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *